Seleccionar página

Anónimo (32 años)

Estuve trabajando como higienista dental en varias clínicas privadas pero sabía que mi vocación era ser enfermera, por lo que comencé a estudiar el Grado en Enfermería en la Universidad de Murcia, dado que no tenía muchos ahorros, mis padres tuvieron que ayudarme en la financiación.

En el último año de carrera, muchos compañeros con los que hacia las prácticas me comentaron que ellos se habían ido a trabajar al extranjero, para sumar puntos en la bolsa, ya que aquí cuando acabara la carrera, sólo me llamarían para trabajar dos meses en verano, y que para sumar puntos las opciones eran seguir mi formación o trabajar un tiempo en el extranjero.

Cuando acabe la carrera, presente curriculums, en diversos hospitales y clínicas privadas, pero no me llamaban de ningún sitio y dado que no quería seguir pidiendo dinero a mis padres para estudiar otra carrera o estudiar un máster, decidí prepararme el nivel de inglés para superar las entrevistas, ya que había muchas ofertas de enfermería para trabajar en otros países.

Después de presentarme a algunas entrevistas y no ser seleccionada, al final conseguí un puesto de enfermera para trabajar en el NHS, el servicio Nacional de Salud de Reino Unido, y al mes estaba volando a U.K, era Noviembre del 2015, cuando comencé a trabajar como enfermera en un hospital público.

En Octubre del año siguiente (2016), presente todos los documentos para certificar que tenía un contrato indefinido, pensando que según el baremo actual, me darían los puntos por los meses trabajados y además los 20 puntos por tener la condición de laboral fijo, por lo que podría volver a España y trabajar más meses al año gracias a la nueva puntuación, además de volver con mi pareja, con la cual estaba prometida.

Imaginaros mi sorpresa cuando el funcionario de Habitamia, que me atendió me contesto que no me pertenecían los puntos porque tenía el contrato solo unos meses, y que ahora debía estar durante dos convocatorios con el contrato en vigor para otorgarme los 20 puntos.

Ante esta situación no podía hacer otra cosa, tenía que estar otro año más trabajando en Reino Unido, si quería tener la opción de trabajar en España a mi vuelta.

En Octubre de 2017, volví a presentar los papeles necesarios en la bolsa de Murcia. Me había casado ese verano y había vuelto a Reino Unido para seguir trabajando y estar durante dos años y dos convocatorias con el contrato en vigor.

En Noviembre hablé con la funcionaria que llevaba mi expediente, para contarle mi caso y mi deseo de volver a España, me aseguro que esta convocatoria me concederían los puntos con certeza, ya que cumplía los requisitos, por lo que decidí volver a España, para las fechas de Navidad y empezar mi vida marital, además tenía que empezar a prepararme la ope, y empecé también un máster, ya que podía pagármelo con el dinero que había ahorrado, todo esto con el objetivo de sumar más puntos en la bolsa.

El mes pasado, Mayo del 2018, salieron las listas de puntuación y no me concedieron los 20 puntos, ante esta situación, me puse en contacto con Habitamia y con la Comisión de Baremación, siendo su respuesta que este año han decidido no concederlos a nadie.

Esta es la razón, por la que mis compañeros y yo nos hemos reunido para hacer público, la situación en la que nos encontramos, y yo personalmente, me siento engañada y estafada por el SMS, cuando mi único objetivo es trabajar en el SMS, los meses que me correspondan con la puntuación que considero me merezco y no me han reconocido.